Mario Monti, el hombre del abrigo ‘loden’

PAPA:ANCHE PREMIER MONTI A MESSA ORDINAZIONE VESCOVO D.GEORG

Cuando uno se hace intérprete de los pensamientos de los demás. Cuando faltan tres días para las elecciones y los candidatos harían cualquier cosa con tal de sumar un puñado de votos más. Cuando se trata una noticia de manera sensacionalista. Cuando los medios no contrastan las informaciones. Cuando todo esto ocurre, el embrollo está asegurado.

Mario Monti protagoniza hoy todas las portadas de los periódicos italianos. Se improvisó exegeta de los pensamientos de Angela Merkel y metió la pata. Ayer por la mañana, participó en un desayuno organizado por la agencia de noticias Adrkronos. Como era lógico, le preguntaron por una declaración de Silvio Berlusconi, según el cual, por imperativo del pérfido gobierno teutón, el professore y el Partido Demócrata han pactado en secreto un acuerdo para el próximo gobierno. En un primer momento, Monti afirmó que se trata de una rotunda falsedad. Pero siguió hablando y, como ocurre a menudo, acabó cometiendo un error. Añadió que Merkel teme la victoria de los partidos de izquierdas. “En un año tan importante para la canciller, en el que se van a celebrar elecciones, no creo que quiera ver al Partido Demócrata en el Gobierno de Italia”.

Pocos minutos después, Adrkronos publicó una noticia titulada: “Monti: Merkel no quiere al PD en el Gobierno”, un resumen que se corresponde con la sustancia de sus declaraciones, pero no con su forma. Todos los demás medios, incluídos Repubblica y el Corriere della Sera, se hicieron eco de estas clamorosas palabras. Sólo un periodista hizo lo que la deontología prescribe en estos casos: contrastar la información. Filippo Sensi, vicedirector de Europa, escribió un tuit (sic) al portavoz de Merkel, Steffen Seibert, que desmintió cualquier declaración de la canciller sobre el resultado de las elecciones italianas. Los demás medios rectificaron y se han malgastado ríos de tinta sobre este bochornoso episodio.

Más allá de esta anécdota, la campaña electoral ha mostrado a un Monti muy distinto al que habíamos visto en los trece meses de su Gobierno. Desde el momento en el que anunció su candidatura, se quitó el uniforme de técnico y, con ello, perdió gran parte del prestigio del que gozaba entre los ciudadanos. Y, digamos la verdad, perdió también la excesiva reverencia con la que la prensa le había tratado. Incluso los medios que no le son ideológicamente afines lo describían como el representante de la burguesía milanesa de antaño, laboriosa y culta, poderosa pero sin los modales zafios de los nuevos ricos. Monti: el salvador de la patria, el burgués iluminado. El hombre del abrigo loden.

monti_birra_intervista“No me interesa la política activa, quiero volver a la enseñanza universitaria”, dijo hace tan sólo unos meses en declaraciones que, visto lo visto, parecen del pleistoceno. Ahora, lo vemos a todas horas en debates televisivos de dudoso gusto, atacando con dureza a sus adversarios, que resultan ser los mismos que hasta hace nada formaban parte de su mayoría parlamentaria. Se ha prestado a los mecanismos de la política como entretenimiento, dejándose entrevistar con un vaso de cerveza en la mano y acariciando a un perro con la otra. La mirada asesina de su mujer Elsa mientras contesta al móvil en misa resolvió todas nuestras dudas: el hombre del loden se ha convertido definitvamente en político.

Faltan sólo tres días para las elecciones y los candidatos están dispuestos a todo. Según la ley electoral, el umbral mínimo para lograr escaños en la Cámara de los diputados es del 4%. Pero, en el caso de Monti, al presentarse en coalición, este porcentaje sube al 10%. Este objetivo, que en un primer momento parecía cantado, no es ahora tan seguro. Hay que esperar hasta el lunes para saber si merecía la pena jugar ese juego, professore.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Elecciones Generales 2013 en Italia y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s