Atentamente, Silvio Berlusconi

berlusconi_contratto_italiani_2001

Hoy me siento como aquel ilustre bilbaíno, Miguel de Unamuno, al que le dolía España y se contradecía a sí mismo. “¿Y qué?”.

Publiqué ayer el texto más serio de los que he escrito hasta ahora y da que pensar que trate sobre un (ex) cómico. Grillo suelta un chiste y yo hago mal la digestión, pensando en Weimar y en Carl Schmitt. Luego, como buena italiana que soy, me tomo un café y a otra cosa.

En el post anterior dije que la foto de Grillo en Mantua, mientras los suyos le escuchaban quietos bajo la nieve, iba a ser el símbolo de esta campaña electoral. Mea culpa, hablé antes de tiempo, porque Berlusconi no sólo se desmiente a sí mismo, sino que empuja a que los demás también lo hagamos.

Hace aproximadamente un mes, el Cavaliere hizo una “propuesta shock”: dijo que, en caso de ganar las elecciones y formar un gobierno, devolvería el importe del IMU (el equivalente del IBI) sobre la primera vivienda. Desde entonces, lo repite día y noche en todos los programas de televisión en los que participa. Al ser preguntado sobre dónde sacaría el dinero, empezó a inventarse cifras y lo único que pudimos entender es que esta “propuesta shock” (como él mismo la define) se alimentaría de la deuda pública. La vieja y eterna solución de los políticos italianos en campaña electoral: arreglar el país emitiendo deuda pública.

Pese a todas las críticas, ayer Berlusconi subió la apuesta. Millones de personas recibieron en sus hogares una carta, firmada por él, en la que se compromete a devolver el impuesto sobre los bienes inmuebles. En el buzón también había otro sobre en el que detalla los demás puntos de su programa para la próxima legislatura. Se trata de una versión actualizada del Contratto con gli italiani de 2001, un escrito que firmó en directo, en un plató de televisión. Una imagen que no hemos logrado borrar de nuestra memoria.

Ahora, para volver definitivamente doce años atrás, tan sólo faltan dos cosas: que nos envíe la segunda parte de Una storia italiana, el fotorreportaje de su vida con el que también nos obsequió en 2001; y que los italianos le otorguen la mayoría absoluta. Lo segundo parece lo menos probable.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Elecciones Generales 2013 en Italia y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s